Los muros son estructuras de construcción que podemos dividir principalmente en tres tipos: Los muros de contención, los muros de carga y los muros de separación o distribución. Pero dependiendo del tipo de muro que queramos construir unos materiales serán más indicados que otros. En este artículo vamos a centrarnos en hablar de las diferencias entre los muros de hormigón y los muros de piedra natural .

Muro de hormigón

Muros de hormigón: elasticidad

Fabricados con acero de refuerzo, cemento, árido y ciertos productos químicos, los muros de hormigón se utilizan especialmente en grandes estructuras de contención de terrenos, donde hay que realizar excavaciones muy profundas.

Aunque son muy resistentes, en nuestro país rara vez se utilizan en viviendas. Sin embargo, sí suelen ser comunes en países donde los terremotos son habituales, ya que consiguen aumentar la elasticidad del edificio a la hora de absorber los temblores.

Muros de piedra natural: sostenibles, estéticos y más económicos

Aunque el hormigón tiene muchas virtudes, los muros de piedra natural albergan muchas más ventajas:

  • Económicos: Su construcción es mucho más económica, llegando a ser hasta un 40 % más barata que la de un muro de hormigón, además del valor añadido de que la piedra natural es un material reutilizable. Por lo que su vida útil no se acaba en el muro.
  • Confort y sostenibilidad: A nivel de construcción en viviendas tienen grandes ventajas en lo que ahorro energético se refiere. Su alta inercia térmica convierte a la piedra natural en un gran aislante térmico, consiguiendo un ahorro de calefacción en invierno y de refrigeración en verano. Asimismo, también resulta muy adecuado como aislante acústico lo que eleva el confort en la vivienda.
  • Estética: Los muros de piedra natural pueden presumir de una estética que ningún muro de hormigón podrá igualar. Bien sea en viviendas o en construcciones de obra civil, el acabado de piedra es siempre mucho más agradable visualmente. Puede ser muy dispar, ya que hay una gran variedad de tipos de piedra y precisamente por ser un material natural que se encuentra en la naturaleza, puede integrarse perfectamente en cualquier entorno, ya sea urbano o rural.

Contacta con nosotros y encontrarás la solución que estás buscando para que tu muro de piedra sea exactamente cómo te lo imaginas. Nuestros muros, siempre de piedra natural, no requieren ningún acabado final, porque la piedra ya les da esa estética natural tan demandada que el hormigón no consigue. Pueden llegar hasta los 10 metros de altura y si es necesario incluyen drenaje para evitar que surjan humedades o problemas de inundaciones.

La rapidez en nuestro trabajo es también parte de nuestro compromiso, así como el presupuesto competitivo. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para preguntar cualquier duda sobre los muros de piedra natural. Seguro que podemos ayudarte.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *