A la hora de decorar nuestro jardín, debemos tener en cuenta múltiples aspectos para encontrar la decoración perfecta. El uso de los muros de piedra es una estrategia menos conocida, pero que puede ayudarnos a cumplir con nuestros objetivos. Por ello, es importante conocer los diferentes usos y sus ventajas.

Finalidades decorativas de un muro de piedra

La piedra natural es uno de los mejores materiales que tenemos a nuestra disposición para crear estilo y diferenciarnos de otros tipos de hogar. Fácilmente se pueden crear postes y muros que pueden llegar a superar varios metros de altura. Podemos utilizar múltiples colores y también delimitar diferentes zonas del jardín. De esta forma, podremos crear espacios de mayor intimidad.

Adicionalmente, este tipo de piedra puede integrarse con múltiples espacios. Por ejemplo, no hay nada más relajante y lleno de paz que escuchar el sonido del agua caer de una fuente en un jardín. En este sentido, otro de los proyectos decorativos que podemos llevar a cabo es la creación de una cascada de agua que caiga en piedra natural. Es una de las mejores formas de reproducir un paseo por el campo y acercarnos a la naturaleza.

En el caso de que nuestro jardín tenga algo de pendiente o de desnivel, sin duda, los muros de este tipo de piedra son una de las mejores soluciones para contener el terreno y hacerlo con estilo. Por otro lado, tenemos la posibilidad de crear pequeñas gradas y terrazas. Permiten prevenir la erosión y también distribuir el agua con una mayor eficiencia. Se integra con el entorno de forma natural, ampliando incluso el campo visual del propio jardín.

El uso de los gaviones de piedra también es cada vez más común en proyectos de paisajismo. Aportan una enorme versatilidad, y son muy prácticos para múltiples funciones en nuestro jardín.

Las ventajas principales de la piedra natural

Una de las principales ventajas que nos ofrece este tipo de material es su vida útil. Al ser una construcción pesada, dura más que cualquier otra opción como la madera. Además, es una de las mejores opciones para el exterior de nuestra vivienda, con apenas gastos de mantenimiento. A la hora de separar espacios podemos pensar que las rejas son una mejor opción, pero rápidamente se acabarán oxidando.

El coste de este tipo de piedra también es mucho más económico, y pese a ser de un estilo clásico hay una gran variedad de materiales y de colores. Puede, adicionalmente, integrarse fácilmente con otros elementos como la naturaleza o el agua, entre otros.

Como conclusión, los muros de piedra son una de las mejores opciones que tenemos a nuestra disposición para decorar nuestro jardín con nuestra filosofía y poder estar con total confort.

Categorías: Uncategorized

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *