Los muros de piedra natural se utilizan en muchas ocasiones. El motivo principal es su gran durabilidad, resistencia y seguridad, pero también porque se trata de un material sostenible. Además, se integra a la perfección con cualquier tipo de entorno y brinda una sensación cálida a los hogares que deciden apostar por este tipo de muros de piedra. Por esta razón, son una elección perfecta.

¿Cuántos tipos de piedra existen?

¿Qué tipo de piedra elegir para los muros de escollera, es decir, muros constituidos por bloques de piedra irregulares que ofrecen una visión mucho más natural y enriquecida del entorno? Cada tipo de piedra tiene propiedades únicas que las convierten en idóneas para determinadas situaciones. Este es un breve listado:

  • Caliza : es un tipo de piedra permeable y muy usada en la construcción que destaca por su color claro, en ocasiones blanco y en otras pardo. Tiene una alta cantidad de carbonato cálcico, el color se mantiene inalterable y es resistente al fuego.
  • Mármol: destaca por su alta resistencia y está constituido por calcita, por eso, tiene un color blanco característico. Es una piedra impermeable y con una gran dureza. También es resistente al calor y a los golpes, por lo que es una elección socorrida.
  • Pizarra: es un tipo de piedra natural opaca, pero que tiene una buena resistencia a la lluvia, el viento y otras inclemencias meteorológicas. Es impermeable, no necesita cuidados ni un mantenimiento específico, y es resistente al fuego también.
  • Granito: esta piedra está compuesta por cuarzo, feldespato y mica. Se puede encontrar en una gran diversidad de colores, desde gris, hasta verde o incluso rosado. Es resistente a las erosiones y tiene una baja porosidad, por lo que no se mancha.
  • Dolomita: esta roca sedimentaria que suele formar el suelo de las cuevas. Su color es grisáceo, aunque también es posible encontrarla en blanco o rosado. Está compuesta por carbonato cálcico y magnesio, y el resultado es muy elegante y natural.

¿Cómo tomar la mejor decisión?

Debido a la gran variedad de tipos de piedra que existen, y algunas más que no hemos mencionado, puede que surjan dudas sobre cuál es la mejor decisión. A pesar de que la mayoría de las opciones son resistentes al fuego y su mantenimiento es sencillo, puede que haya que determinar cuál puede ser la alternativa adecuada para el entorno en el que se reside.

Por ejemplo, si los muros de piedra van a construirse en la costa, cerca del mar, el granito será la elección más sabia. Un tipo de piedra que se extrae de la cantera, como el resto, y que asegurará que la inversión merezca la pena. Los muros de piedra natural son una opción duradera, resistente y de gran belleza. Por eso, elegir el material adecuado es una decisión que conviene meditar.

Categorías: Uncategorized

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *