El marmol travertino es una piedra de gran resistencia que tiene multitud de aplicaciones. En este artículo hablaremos sobre qué es exactamente este tipo de material tan socorrido, en qué lugares puede utilizarse y qué beneficios tiene.

¿Qué es el mármol travertino?

Se trata de una piedra caliza de mucha dureza y resistencia compuesta por carbonato cálcico, principalmente. Suelos, paredes y ornamentos interiores y exteriores son sus principales usos.

Como material, ha sido muy usado durante toda la historia. De hecho, sus orígenes se sitúan en la antigua Roma, concretamente en Tívoli. Ahí se comenzó a trabajar por primera vez esta piedra. En esa época fue muy empleada en numerosos edificios romanos, como el Coliseo, la Iglesia de Santa María Maggiore o la Basílica de San Pedro.

Entre sus características se encuentra que, al ser caliza, el agua de la lluvia puede penetrar en ella. Esto hace que el dióxido de carbono de las gotas genere huecos, lo cual logra el carácter poroso de la roca. Gracias a esta característica, este tipo de mármol es muy resistente al fuego y a altas temperaturas.

Otra característica importante de este mármol es su composición, la cual puede originar diferentes colores en el mármol, como oro, olivillo, clásico o amarillo.

Usos del mármol travertino

Hay diferentes usos de este tipo de piedra, como hemos comentado, tanto interiores como exteriores. Gracias a la dureza y resistencia que ofrece, es muy versátil.

En espacios interiores, suele usarse para revestimientos, encimeras de baño, suelos o lavabos, por ejemplo. En exterior, es común verlo en fachadas, bordes de piscina y detalles en paredes. Esto es así porque los agentes climáticos no dañan la superficie y su mantenimiento es sencillo. Solamente será necesario utilizar agua y jabón.

La versatilidad de esta piedra se refleja en la forma en la que se presenta: en acabados naturales (de aspecto más rústico para exteriores), envejecido (sobre todo para piscina por sus facultades antideslizantes), pulido o apomazado (otorgan un brillo especial sobre la superficie).

Ventajas de este mármol

Este material proporciona múltiples beneficios si se considera integrar en diferentes espacios de la casa:

  • Resistencia a agentes agresivos como el fuego, además de a la humedad, a la flexión y al choque térmico.
  • Durabilidad : se trata de una piedra muy dura, que puede permanecer, con un correcto mantenimiento, como nueva siempre.
  • Sencillo mantenimiento: como hemos mencionado, usar agua y jabón puede ser suficiente, especialmente en espacios exteriores. Eso sí, no debemos rociar ningún producto químico.
  • Belleza: resulta elegante, con mucha personalidad y sofisticado. Todo eso hace que pueda adaptarse a distintos estilos.

Podemos concluir que el mármol travertino es perfecto para dar un toque de elegancia al hogar. Con múltiples aplicaciones, es, sin duda, una de las inversiones para toda la vida.

Categorías: Uncategorized

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *